Publicado por sofiagg, el 23 de Julio de 2017
Clasificado en Moda y Tendencias

El cambio está aquí: la Revolución de la Moda Ética

moda sostenible

A la comida rápida le ha llegado su hora. Por fin a la “moda rápida”, también. Y es que la moda ética y sostenible se ha abierto paso en nuestros hábitos de compra. No hay duda de que estos cambios en nuestros estilos de vida, están sucediendo, y estos reflejan una nueva era y un consumismo responsable y más consciente.

En el ámbito de la moda, esto está más presente que nunca, y la filosofía de “compra menos, compra mejor”  es el nuevo kudo que todo el mundo se repite.

La moda ética es un término general para describir el diseño de este tipo de moda, la producción, la venta al por menor y las compras, y es tan importante porque ha fijado el punto de mira en el mundo de la moda, y en sus aspectos más oscuros y negativos, como la explotación laboral, daños al medio ambiente, el uso de productos químicos peligrosos, y la crueldad hacia los animales.

Crear ropa hecha bajo criterios que aseguran la seguridad laboral del trabajador, así como el cumplimiento de sus derechos y libertades, es la meta de muchos de nuestros proveedores.

Y es que desde 2010, el consumo responsable en el sector de la moda ha crecido un 72%, y la moda ética sabe seguirle el ritmo. Es lo que se llama el movimiento Slow Fashion: la estética se encuentra con la ética, o “Aesthetics meets Ethics“.

Durante mucho tiempo, el problema de la moda ética era que sus consumidores o potenciales interesados, no dejaban de sentirse negligidos:  “¿Por qué la ética, la asequibilidad y la moda deben ser factores mutuamente excluyentes?” La moda sostenible necesitaba ponerse al día respecto a esos tres factores, y parece que ahora está consiguiendo llegar a su demanda: La moda sostenible tiene estilo y es asequible.

Hay señales que  muestran que la gente está comprando menos, pero comprando mejor.

 

La generación Verde

Y ¿Quién está comprando en este mercado ético? Pues aparentemente los Millenials tienen mucho que ver con este cambio en el hábito de consumo de moda.

Un reportaje sobre los hábitos de compra de los Millenials, indicaba que el 70% prefería gastarse un poco más en marcas que apoyaban causas éticas. En el libro de David Jones: Por qué el Buen negocio es mejor que el negocio, argumentaba que la demografía Millenial era “la generación más responsable socialmente que ha existido nunca”.

slow fashion millenials

Los cambios que tenemos que tener en cuenta y que quizás se nos han pasado por alto son:

  1. Cómo la palabra “verde”/sostenible/ético ha pasado a ser normalizada y agrupada con términos de modernidad y frescura, de ir a la última. De repente lo vemos por todas partes, el jersey más chulo del mercado estará hecho 100% de algodón orgánico, reciclado; o unas zapatillas hechas con deshechos marinos; una chaqueta hecha con cuero usando un diseño zero-waste (sin generar residuos).
  • Por ejemplo, los productos de Veraluna: sus blusones de comercio justo son producidos de forma artesanal por el grupo productor de comercio justo Rajlakshmi Cotton Mills en la India. El 65% del algodón orgánico que utilizan proviene de Chedna Organic Association, donde 7.000 agricultores cultivan algodón de manera sostenible, libre de químicos y pesticidas.

2. Nuestros deseos e intenciones como consumidores nos llevan a querer esto. Queremos hacer “el bien”. Ser buenos y respetuosos. Y no sólo eso, sino que además exigimos de los demás, de las marcas y negocios que tratamos, que lo sean también. Esto está llevando a que no sólo lo ético esté haciéndose cada vez más asequible, sinó que las opciones también van incrementando. Empresas que hasta ahora no llevaban prácticas de empresa sostenibles están viendo afectadas sus decisiones en las ventas. Y este cambio viene impulsado por los consumidores, pidiendo más transparencia, y más responsabilidad social y medio-ambiental.

Por supuesto, queda mucho camino por recorrer, pero que personajes famosos como Leonardo Di Caprio o Emma Watson se hayan unido al movimiento del Slow Fashion, muestra que el futuro con la moda ética siendo el número 1, está a la vuelta de la esquina.

 

Te puede interesar:

Las marcas de ropa tienen el poder de cambiar la vida de sus trabajadores. Este es un ejemplo

John Oliver arremete contra la Moda Rápida

Bookmark and Share