Publicado por sofiagg, el 13 de Junio de 2017
Clasificado en Sociedad

Listas en las que tachar actividades y tareas diarias, pueden ser la mejor estrategia para que los niños no se aburran este verano, y sigan teniendo tiempo para divertirse.

Si tienes niños en edad escolar, en nada empezarán las vacaciones de verano. ¿Cuánto tardarán en quejarse de que se aburren, y de que quieren ver la tele? Ya sea ordenador, televisión, tablets o cualquier otro dispositivo con pantalla, limitar el tiempo en que los niños están al frente de pantallas es esencial, ya que el tiempo que pasan con estos aparatos en verano. En estos casos, las listas de “Haz esto antes ir a jugar..” pueden servirnos para lograr este objetivo, además de darles más responsabilidades.

tareas verano niños

Estas listas no tienen por qué ser aburridas, ya que divertirse y jugar debe ser la prioridad para los niños, sobretodo en verano. En vez de hacer las típicas listas de hogar y deberes, dales una vuelta para que incluyan actividades físicas, juegos de pensar, cosas creativas que tienen que conseguir y cumplir para ganarse el derecho a sentarse delante de la televisión.


¿Qué deben incluir las listas de cosas que hacer?

Hay muchas variantes, y seguro que en Internet y en Pinterest encontráis ideas creativas y originales, pero sobre todo estas listas han de incluir:

1. Tareas: Los niños tienen que empezar a hacer tareas del hogar razonables, que se correspondan a su edad. Puedes decidir qué tareas y cuantas, dependiendo de lo que creas que es razonable.

Ejemplos: Hacerse la cama, recoger el cuarto, doblar la ropa tendida.

2. Actividad física: Tienen que hacer algo de ejercicio, al menos 30 minutos al día, ya sea jugando en el parque, corriendo, o bailando en el salón. Puedes ajustar el tiempo y la actividad de deporte que hacen de acuerdo a las condiciones de tu hijo.

3. Actividades mentales: Ejercitar la mente es igual de importante que el cuerpo, por lo que tus hijos deberían pasar otros 30 minutos al menos al día haciendo algo que requiera ejercicio mental.

Ejemplos: Leer, hacer puzzles, practicar un instrumento, ejercicios de matemáticas, pintar, colorear…

4. Cuidad personal: A veces los niños también necesitan recordatorios de los cuidados personales básicos, sobretodo si vamos a estar arriba y abajo todo el día haciendo recados, o trabajando.

Ejemplos: Lavarse los dientes, peinarse, ponerse crema solar si van a salir fuera, desayunar saludablemente.

5. Ayudar:  ¿Han preguntado a algún miembro de la familia si necesitan ayuda con algo? Quizás ayudar a algún hermano a poner las sábanas en la cama, o al abuelo  para traerle cosas. Algunos días nadie necesitará nada de ellos, pero preguntar nunca hace daño .

 

Cuando tengas tu lista preparada, imprímela y ponla en la nevera o en la puerta de su habitación. Una vez la hayan completado pueden estar seguros de que les darás un Sí para hacer lo que ellos quieran.

Bookmark and Share