Publicado por sofiagg, el 26 de Junio de 2017
Clasificado en Ecología y Medioambiente, Economía, Sociedad

Realizar unos pequeños cambios en tu rutina de lavado pueden generar una gran diferencia.. Estos consejos simples reducirán el impacto de todas esas lavadoras que haces, sobre el medio ambiente.

Reducir nuestra huella ambiental también significa reducir en gasto monetario, reducir el consumo de energía y reducir la cantidad de productos químicos a la que nos exponemos. Aquí os dejamos 6 consejos para una rutina de lavandería más ecológica.

1. Prelavado y enjuague

Si tienes ropa mal manchada, en lugar de ponerlas directamente en la lavadora, intenta quitar las manchas primero. Esto ahorrará agua y posiblemente un segundo ciclo de lavado si la ropa sigue sucia después de la primera carga. Para quitar estas manchas no necesitarás comprar una nueva remesa de productos específicos, sino que seguramente ya tengas lo que necesitas en tus armarios, apunta:

-Las manchas saturadas causadas por tomates, mostaza o café se eliminan mejor con vinagre blanco. Dejar reposar durante 15 minutos antes de lavar. Para las manchas frescas, espolvorea el bicarbonato de soda o la sal para absorber la mayor parte de él antes de poner el vinagre blanco en la mancha.

 

2. Optimiza la capacidad de lavado

Intenta resistir la tentación de hacer cargas pequeñas durante toda la semana y haz la lavadora tan sólo un día del fin de semana. Con el fin de ahorrar energía, es preferible lavar la ropa sólo un día y hacer los ciclos que sean necesarios después, que ir haciendo pequeños lavados durante toda la semana. Esto ayudará a reducir la energía total usada, a ahorrar más agua además de ser más rentable. También asegúrate de hacer lavadoras completas para mantener la máxima eficiencia.

 

3. Controla la temperatura

Alrededor del 90% de la energía asociada con el lavado de la ropa consiste en calentar el agua. La solución: Gire el dial a frío.

 

4. Seca la ropa al aire libre

secar ropa aire libre

Dejar la ropa secar al aire en vez de utilizar una secadora no sólo extiende la vida útil de la ropa, sino que reduce energía, y ahorras en costes. Ya sea en interior o exterior, secar al ropa al aire libre se puede hacer durante todo el año. Simplemente no pongas los colores oscuros en directo contacto con el brillo del sol o se difuminarán los colores.

 

5. Cambia a detergentes naturales y quita manchas

Los productos naturales tienden a ser libres en blanqueador con cloro, fragancias sintéticas, colorantes y abrillantadores ópticos. ¿De qué están hechos? Por lo general, son plantas (no de petróleo), contienen tensoactivos biodegradables, y a menudo están formulados específicamente para funcionar bien en agua fría. En Olokuti ofrecemos productos para el lavado ecológico de la ropa, desde jabones, suavizantes, detergentes, quitamanchas o blanqueadores.

 

 6. Usa más, lava menos

Algunos artículos de ropa pueden ser usados varias veces antes de ser lavados. Según el Programa de las Naciones Unidas del Medio Ambiente *, puede consumir hasta cinco veces menos energía usando sus pantalones vaqueros por lo menos tres veces, lavándolos con agua fría. Está claro que podemos cambiar de ropa cada día, pero eso no significa que tengamos que lavar la ropa cada día también después de cada uso.

Bookmark and Share