Publicado por sofiagg, el 9 de Abril de 2017
Clasificado en Comunidad Olokuti, Regalos ecológicos, Sociedad

Los niños se divertirán pintando un cuadro, la bañera, o a ellos mismos con estas pinturas hechas en casa.

Actualmente puedes encontrar cualquier cosa en las tiendas y supermercados, creado, procesado y embalado, listo para consumir y utilizar. Sin embargo, tu bolsillo no es el único que está pagando el precio de estas comodidades, también lo hace el planeta.

crea tus propios crayones caseros

Afortunadamente, hay muchos artículos de nuestro día a día, desde detergente, desodorantes, crema de cacahuetes u otros alimentos,  que puedes estar haciendo tú  mismo, y que te ayudará a ahorrar dinero, además de la satisfacción de haberlo hecho con tus propias manos. Con el post de hoy, os enseñamos a crear los crayones de dibujo para colorear. Se preparan en 30 minutos, y podrán pintar en la bañera, en folios, o en ellos mismos – ¡el color se irá en una lavada!

Material necesario:
·1 taza de jabón en polvo Ivory Snow (esta marca es la más suave para la piel)
· Colorante para alimentos (tantos colores como desee)
· 2 cucharadas de agua caliente
· 1 tazón pequeño de mezcla para cada color crayon que desea hacer
· Bandeja de hielo o molde de caramelo (para los moldes de crayón)
· Cuchara de mezcla

¿Qué hacer?

  1.  En un tazón grande, mezcla las el jabón en polvo y el agua caliente hasta que la mezcla espese.
  2.  Con la cuchara haz y coloca cantidades iguales e uniformes de la mezcla en cada uno de los cuencos pequeños.
  3. Añada algunas gotas del colorante en cada uno de los cuencos. Sigue añadiendo colorante a la mezcla hasta que la pasta esté gruesa.
  4. Separa en cantidades iguales, la mezcla de crayones en los moldes. Asegúrese de que no haya burbujas de aire en la pasta.
  5.  Coloque los moldes de crayón a un lado para secar. Sea paciente, puede tardar hasta una semana en secarse completamente.
  6. Después de que los moldes estén secos, retira tus nuevos crayones del molde. Ponlos aparte en algún lugar donde no los vaya a tocar nadie. Deja que los crayones se sequen durante otro día o dos, ¡y ya tendrás una gran remesa para que tus hijos pinten durante una buena temporada!
Bookmark and Share