Publicado por Olokuti, el 25 de Julio de 2012
Clasificado en Ecología y Medioambiente

La migración más grande efectuada por un mamífero marino es la de las ballenas jorobadas que pasan el verano en la península del Océano Antártico, en el sur del Cabo de Hornos, y se reproducen a la altura de las costas de Colombia y de Costa Rica.

Ya ha comenzado el avistamiento de ballenas Yubarta en las costa del pacífico de Colombia y se prolongará seis meses, el tiempo suficiente para que el proceso de apareamiento y el nacimiento de las crías, en aguas cálidas.  Éste mamífero, puede alcanzar hasta los 16 metros de longitud y llegan a pesar 36.000 Kg. Su especie está protegida ya que debido a la caza indiscriminada su población se redujo en un 90% y se cree que sólo quedan de su especie unas 30.000 en todo el mundo. Actualmente se realizan avistamientos de cetáceos en diferentes lugares del mundo y está considerada un práctica de turismo ecológico.

Existen diferentes clases de ballenas y todas hacen necesitan migrar para poder reproducirse. La migración de las ballenas grises del pacífico  al principio del invierno, se desplazan hacia el sur para reproducirse en las lagunas calientes y poco profundas de las costas mexicanas. En el mes de febrero, las ballenas azules emigran de nuevo hacia el norte para alimentarse a lo largo de la costa de Alaska y del mar de Beaufort. Las madres se quedan en las zonas de reproducción un poco más de tiempo, con el fin de permitir a su cría obtener suficiente fuerza para el trayecto largo que les espera a ambos.

Las ballenas jorobadas siguen el mismo escenario. Éstas se reproducen en la zona de las Antillas, emigrando hacia el costado occidental del océano Atlántico en primavera, para dispersarse en las zonas de alimentación entre el golfo de Maine e Islandia. Una población menos importante emigra entre Noruega, África occidental y los archipiélagos de Cabo Verde.

Debido a la inversión de las temporadas en el hemisferio Meridional, las ballenas jorobadas se reproducen entre junio y octubre a lo largo de las costas tropicales de los continentes meridionales, y alrededor de las islas del pacífico tales como el Nuevo Caledonia y el archipiélago de Tonga. Estas poblaciones de ballenas pasan el verano en el océano Austral rico en kril que rodea el Océano Antártico.

La mayoría de las ballenas australes se quedan en mitad del Océano Austral, pero algunas se alimentan al borde de la banquisa del Océano Antártico. Sus zonas costeras de reproducción se sitúan principalmente a lo largo de las costas meridionales de África, en América del Sur y en Australia.

Bookmark and Share