Publicado por Olokuti, el 2 de Febrero de 2012
Clasificado en Ecología y Medioambiente

Seg√ļn el¬†¬†√ļltimo informe bienal¬†presentado por la ONG¬†ecologista¬†WWF titulado “Planeta Vivo”, se√Īala que la ¬†‚Äúhuella ecol√≥gica‚ÄĚ supera en un 30% a su capacidad de regeneraci√≥n. ¬†Advierte adem√°s que para satisfacer su demanda de productos y servicios, la humanidad¬†podr√≠a necesitar en 2030 un segundo planeta.

La presión que se ejerce sobre los recursos vivos o no renovables de la Tierra genera una sobreexplotación, que va en constante aumento y provoca la destrucción de innumerables ecosistemas, a la vez que aumenta la acumulación de residuos ysubproductos industriales contaminantes en el aire, el agua y la tierra. Es decir, estamos consumiendo más de lo que podemos producir, a la vez que contaminamos el planeta.  Además se contaminan los terrenos con desperdicios no biodegradables, se talan árboles y no se reponen.

El problema es que¬†no disponemos¬†de un planeta de repuesto que pueda¬†aportar todo lo que no nos brinda este. Y estamos hablando del a√Īo¬†2030, es decir, se trata de una crisis que afectar√° directamente¬†nuestras vidas y la de nuestros hijos.¬†Es evidente que se necesita¬†tomar medidas hoy mismo.¬†La pregunta del mill√≥n es¬†¬Ņ¬ŅPodemos cambiar nuestros h√°bitos para proteger el planeta?¬†Si¬†tenemos en cuenta que ya hay al menos cincuenta pa√≠ses que sufren la escasez de¬†recursos h√≠dricos, centenas de millones de personas con¬†hambre, y un aumento constante de¬†la temperatura de nuestro planeta¬†debido a la actividad humana, la respuesta l√≥gica no puede ser otra¬†que un rotundo ‚Äús√≠‚ÄĚ.¬† Pero, ¬Ņqu√© sacrificamos para construir un futuro m√°s esperanzador?

Bookmark and Share